“En boca de mentiroso, lo cierto se hace dudoso” 

“En boca de mentiroso, lo cierto se hace dudoso” 

“En boca de mentiroso, lo cierto se hace dudoso”

“En boca de mentiroso, lo cierto se hace dudoso” 

Como la costumbre se hace ley, nadie cree al embustero, aun cuando esté diciendo la verdad, a la que se supone mentiría normalmente

Igual le pasó al niño que mentía sobre que el lobo venía a comerse las ovejas

Deja un comentario