“La mujer casada en casa, y la pierna quebrada”

“La mujer casada en casa, y la pierna quebrada”

“La mujer casada en casa, y la pierna quebrada”

“La mujer casada en casa, y la pierna quebrada”

Este refrán nos indica que “Quien evita ocasión, evita el peligro”, pues  “la ocasión hace al ladrón”. Por consiguiente precaverse y no atenerse a la confianza. Es la clave del éxito, no confiar en la mujer, sino cuidarla, precaverla.

Deja un comentario