“Las uñas se vuelven lanzas”

“Las uñas se vuelven lanzas”

“Las uñas se vuelven lanzas”

“Las uñas se vuelven lanzas”

Se puede aplicar de dos maneras: Cuando se señala a una persona hábil, aprovechada. Y cuando en forma de sentencia, para expresar a manera de metáfora que el meter las uñas en lo ajeno, es malo, porque se vuelven lanzas en contra de uno mismo.

Deja un comentario