“Muerto el ahijado, se acabó el compadrazgo”

“Muerto el ahijado, se acabó el compadrazgo”. Este refrán nos esta indicando que ya termino la obligación, ya con eso cesan los deberes; o mejor; terminados mis derechos, se acabaron mis deberes. Se acabo la relación que teníamos. Se aplica también a las parejas cuando se «acaba» el amor.

jorge rivas

Jorge Rivas Publicista y diseñador gráfico con experiencia en el dibujo realista y humorístico.

Deja un comentario